David T. Marchand

Escritor, docente, desarrollador de videojuegos y artista internetístico en general. Soy milénial y argentino. Suelo usar la tecnología con fines humorísticos. Cuando puedo y como puedo, abogo por la justicia, la cooperación, el arte y una perspectiva cultural en la mayoría de los contextos en los que me encuentro.

💚

A continuación, las muchas vías por las que se me puede contactar y algunos de mis proyectos principales.

🎮

Hago y publico videojuegos de manera individual (o en equipos pequeños) desde 2012. Prosa interactiva, marchas virtuales, chistes videojueguiles, juegos de acción con perspectiva social, interpretaciones lúdicas de noticias locales, parodias de juegos argentinos creados por mis colegas… Casi todos se pueden jugar de forma gratuita en cualquier navegador web.

🐟

Matajuegos es una cooperativa y colectivo de crítica y desarollo de videojuegos, fundado por mí y algunes de mis colegas en 2016. Creamos juegos propios y también para organizaciones y proyectos afines que quieran aventurarse al mundo interactivo. Además, escribimos sobre cultura de juegos, creamos videos y podcasts, y traducimos textos sobre el mundo de los videojuegos al castellano.

👨‍🏫

Enseño a desarrollar videojuegos desde 2016, en Escuela Da Vinci (Buenos Aires) y otras instituciones. Doy clases a personas de todas las edades: alumnes de primaria, universitaries, jubilades y todo lo que hay en el medio. La mayoría de mis cursos giran en torno a herramientas accesibles como Construct o Twine y no requieren conocimientos previos de programación.

🐷

En busca de Porko es un podcast sobre videojuegos que organizo desde 2019 con el resto de Matajuegos. En cada episodio entrevistamos a une invitade sobre su carrera y analizamos algún juego del legendario desarrollador argentino Porko. Hemos tenido invitades internacionales y a varies referentes de la comunidad argentina de videojuegos.

🎤

Letrísmica es un podcast de análisis de letras de canciones que organizo junto a mi madre desde 2019. En cada episodio leemos detenidamente la letra de alguna canción popular, verso por verso, e intentamos desenmarañar su significado. Después del análisis, solemos grabar covers gasoleros a capela de cada una.